miércoles, 25 de febrero de 2009

EL OBISPO RICHARD WILLIAMSON NIEGA LAS CAMARAS DE GASES EN EL HOLOCAUSTO JUDIO.

Richard Williamson
Obispo lefebvrista
Foto AP

Obispo que niega Holocausto abandona Argentina
Publicación aparecida en el Nuevo Herald (2-24-09)

BUENOS AIRES -- El obispo británico Richard Williamson, cuya negación del Holocausto desencadenó un escándalo que alcanzó al Vaticano, se marchó el martes de Argentina en cumplimiento de una orden de expulsión del gobierno, informó el Ministerio del Interior.

La oficina de prensa de ese ministerio informó en un comunicado que Williamson partió con destino a Londres. La única partida desde el aeropuerto de Ezeiza hacia la capital británica prevista es la del vuelo 246 de la compañía British Airways, que despegó a las 14.28 local (16.28 GMT).

Un par de horas antes de partir, Williamson protagonizó un altercado cuando el periodista del canal de cable local Todo Noticias (TN), Norberto Dupesso, quiso entrevistarlo y como única respuesta el religioso alzó en puño amenazante en su contra. Segundos después, dos hombres que acompañaban al obispo, uno de los cuales vestía lo que aparentaba ser un hábito sacerdotal, empujaron y forcejearon con el periodista.

El Ministerio del Interior le había dado la semana pasada 10 días a Williamson para dejar el país.

Según el gobierno, Williamson ingresó a Argentina en 2003 alegando que iba a realizar tareas administrativas en una asociación civil cuando en realidad ejercía el sacerdocio y dirigía un seminario.

El obispo británico quedó en el ojo de la tormenta tras conocerse una entrevista en la que aseguraba que las cámaras de gas no existieron y que entre 200.000 y 300.000 judíos y no seis millones habían muerto en los campos de exterminio nazis.

Ante la negativa de Williamson a retractarse, la Sociedad San Pío X lo removió el pasado 9 de febrero del cargo de director del seminario que esa congregación posee en la localidad La Reja, unos 30 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

"Nuevamente celebramos la decisión del gobierno nacional de que un negador del Holocausto no tenga lugar en un país que está comprometido con la memoria del exterminio nazi", dijo a la Agencia Judía de Noticias el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Aldo Donzis, tras conocer la partida de Williamson.

Argentina alberga a la mayor comunidad judía de América Latina, de acuerdo con un estimación del Congreso Judío mundial.

Williamson es uno de los cuatro obispos de la Sociedad San Pío X, consagrados por el obispo Marcel Lefebvre sin consentimiento papal, por lo que fueron excomulgados en 1998.

La excomunión fue levantada por el papa Benedicto XVI en enero de 2009, decisión que causó indignación internacional por afirmaciones de Williamson respecto a que no cree que los judíos europeos hubieran sido masacrados en cámaras de gas.

El sacerdote británico ya había cuestionado el Holocausto cuando oficiaba como rector del Seminario Santo de Tomás de Aquino en Winona, Minnesota, entre 1988 y 2003.

La Liga Antidifamación denunció que Williamson había declarado en un discurso en 1989 que "los judíos inventaron el Holocausto, los protestantes son ordenados por el diablo y el Vaticano ha vendido su alma al liberalismo".
======================================================
AL OTRO LADO DE LA CERCA:
Video aparecido en google Internet (TU. TV - VIDEOS)
Saque usted sus propias concluciones a partir de la noticia dada a la opinión pública.

VIDEO DE UNA ENTREVISTA AL OBISPO QUE CUESTIONA SOBRE LAS CAMARAS DE GASES QUE GASEARON A LOS JUDIOS.

http://www.tu.tv/videos/el-papa-levanto-excomunion-a-obispo-que


martes, 24 de febrero de 2009

LE HAN CAIDO EN PANDILLA A LA ALCALDESA DE MIAMI BEACH: HASTA JUAN MANUEL CAO DEL CANAL 41

Matti Herrera Bower
Alcaldesa de Miami Beach
Foto Google Internet
Juan Manuel Cao
periodista del Canal 41
Foto Google Internet
Carlos M. Estefanía
Director de Cuba Nuestra
Foto Google internet
Ana Navarro
Activista política
Foto Google Internet
LE HAN CAIDO EN PANDILLA A LA ALCALDESA
DE MIAMI BEACH: HASTA JUAN MANUEL CAO
DEL CANAL 41

Por Manuel Prieres

Matti Herrera Bower
Alcaldesa de Miami Beach
Foto Google Internet

Juan Manuel Cao
-Periodista del Canal 41 - Foto Internet.

Carlos M. Estefanía -Director de Cuba Nuestra
Chequear aquí el YOU TUBE que proyecta "Pensándolo Bién"
de JuanManuel Cao:
Click aquí: Canal 41 sobre el Racismo en Miami
======================================================================

Resulta que Juan Manuel Cao tiene un segmento (“Pensándolo Bien”) en el noticiero del canal 41 donde trabaja como presentador de noticias junto a su compañera Jossie Galindo.

En días pasados su comentario tuvo que ver con Las Manifestaciones Racistas a propósito del hecho que unos policias mataron a tiros a un chimpaces y después la aparición de una caricatura en el New York Post como supuestamente aludiendo al actual presidente de los Estados Unidos; de igual manera cuando un editor del Miami Herald calificó a los cubanos de “Perritos Chiguaguas”; y finalmente deteniéndose Cao en las declaraciones de la alcaldesa Matti Herrera Bower.
Se rasga las vestiduras el periodista y comentarista del 41, igual que el legislador colombiano Zapata quien pidió “la renuncia de la alcaldesa”. Asimismo la ex aspirante al escaño de Ileana Ros Lehtinen, Annette Tadeo, en una comparecencia en la radio criticó a Matti Herrera Bower. De más está decir que la Tadeo es Colombiana.

Hasta el Consul General de Colombia, Luis Ignacio Guzmán, criticó y pidió explicaciones…

No obstante creo que todos –incluyendo al cubano Juan Manuel Cao- se “pasaron” en sus respectivas reacciones y declaraciones. “Cazadores de Deslices” parecieron convertirse en un momento dado.

En este particular, quiero hacer énfasis en unos cuantos deslices cometidos históricamente y sin embargo la reacción a los mismos nunca fue de la embargadura aplicada a la honorable alcaldesa de Miami Beach: Matti Herrera Bower.

Por ejemplo: cuando el presidente Gerald Ford en una conferencia internacional en Helsinki la confundió con otra ciudad europea (eso es un desliz); cuando Ted Kennedy en la presentación de su candidato demócrata lo introdujo como OSAMA en vez de OBAMA (eso es un desliz). De igual manera cuando vino el candidato republicano Mitt Romney a un banquete organizado por cubanos republicanos, dijo al final de su discurso: ¡Patria o Muerte! (eso fue un desliz). Cuando un miembro afroamericano de la Junta Escolar declaró:”voté a favor de remover el libro VAMOS A CUBA por temor a que me pusieran una bomba en mi auto.”(señores: eso es mas que un desliz).

De igual manera, tan temprano como cuando la reciente visita a Miami del Rey español Juan Carlos de Borbón, en un banquete que se le daba en su honor, un famoso chef, Mario Batali, cogió el micrófono y empezó a decir palabrotas y tocarle el trasero a la gente cerca de él; contribuyendo con ello a que la pareja real quedase en choke. Fue entonces cuando la activista nicaragüense Ana Navarro se acercó a Juan Carlos para decirle al oído: “me apena lo del lenguaje sucio, pero para que usted lo sepa, Batali no es de Miami, y no es cubano” (eso también pudiera interpretarse como un desliz de alguien que se sabe se lleva muy bien con los cubanos demostrándolo en numerosas ocasiones).

Creo, en suma, que la reacción sobre las declaraciones de la alcaldesa de Miami Beach ha sido desmedida y posiblemente con “segundas” y “terceras”. ¿Quién sabe?

¿Acaso no se le estará “pasando la cuenta” a la alcaldesa por su apoyo al EXILIO HISTORICO CUBANO; específicamente en el caso de la exhibición de la película del Che Guevara en el teatro Carlyle de M.B, estando ella junto a los manifestantes lidereados por Vigilia Mambisa. Como también cuando el intento del promotor Hugo Cancio de hacer que Paulito FG actuara finalmente en una Sala de Fiestas en la playa. Ocasión que –una vez más- la alcaldesa brindó todo su apoyo a los manifestantes del Exilio Histórico que bajo sus derechos constitucionales se anotaron una gran Victoria?

¿Acaso a partir de los últimos éxitos del Exilio Histórico Cubano se estará gestando en Miami una Internacional anti exilio cubano?

Todo es posible. ¿Por qué no?

Para concluir, lo hago con Juan Manuel Cao: cuando en su comentario de Manifestaciones Racistas sutilmente propone el prácticar la “auto Censura-orweliana".

Saben qué tienen en común Hugo Cancio y Juan Manuel Cao: es que Cancio le dijo "Farsante" al alcalde de Hialeah Julio Robaina, y Cao adjetivó a la alcaldesa de Miami Beach, Matti Herrera Bower, como "Torpe" y "Tonta".

Pensándolo bién: ¿A usted no le parece? ¡A mí sí!

La alcaldesa de Miami Beach se excusa por comentario despectivo hacia colombianos.

Nota: En esta comparecencia de Matti Herrera Bower ella utiliza la tercera persona al referirse "a los colombianos que rentan casas", por tanto no se refiere a los colombianos en su totalidad como conglomerado nacional. La lengua nos dice que cuando nos referimos a mas de una persona lo hacemos diciendo "los o las" - "uno o unas". Por tanto esa conjugación no necesariamente es una generalización.

sábado, 21 de febrero de 2009

ADIOS SU MAJESTAD DE MIAMI

Valeriano Weyler
Foyo Google internet
Los reyes de España en Miami (febrero 2009)
Foto AP - Alan Díaz

El rey y el Testaferro
Foto internet







Mi padre Matias Prieres nació en Asturias España. Fue para Cuba, y allí levantó una bonita familia cubano-española. El comunismo lo hizo regresar -acompañado de los suyos- a la tierra natal después de estar sesenta años ausente. Solamente vivió un año. No pudo resistir el trasplante. Tenía 84 años al fallecer.

ADIOS SU MAJESTAD DE MIAMI
(fEBRERO-2009).

Por Manuel Prieres

Otra vez ha pasado usted por Miami, y no ha tenido -una vez más- palabras para los cubanos exiliados que formamos parte de un conglomerado afincado en estas tierras sud floridanas por más de cincuenta años.

Es como si no existiéramos para usted.

Eso sí. De quien usted nunca se ha olvidado es de Fidel Castro. Ese mismo Fidel Castro y su comunismo que hace medio siglo determinó condenar a un pueblo a vivir sumido en el despojo, perpetuas carencias, contingencias, tribulaciones y falta de libertades, mientras se dio el lujo de destinar a los cuatro vientos recursos, cobijas, adiestramientos, economías, inteligencias, en pos de la utopía revolucionaria... Tres generaciones sacrificadas por un sucio "internacionalismo".

Majestad: En estos días que usted ha recibido tantos presentes quiero hacerle llegar el mío. Una vieja historia que tuvo lugar en la Cuba colonial (1896-1897) siendo "Capitán General" de la isla Valeriano Weyler.

Nombrado capitán general de Cuba en febrero de 1896 por Cánovas del Castillo, sustituyó al general Martínez-Campos, con órdenes de zanjar los intentos independentistas por la fuerza de las armas. En el breve período de tiempo que ocupó esta capitanía general no consiguió frenar el avance de los independentistas, y por el contrario le granjeó a España la enemistad de la opinión pública de los Estados Unidos, ya que ordenó el encierro forzoso a la población rural del occidente cubano en campos de reconcentración, hecho conocido en la historia como la Reconcentración de Weyler.

La proclama que daba inicio a la reconcentración decía:

1. Todos los habitantes de las zonas rurales o de las áreas exteriores a la línea de ciudades fortificadas, serán concentrados dentro de las ciudades ocupadas por las tropas en el plazo de ocho días. Todo aquel que desobedezca esta orden o que sea encontrado fuera de las zonas prescritas, será considerado rebelde y juzgado como tal.

2. Queda absolutamente prohibido, sin permiso de la autoridad militar del punto de partida, sacar productos alimenticios de las ciudades y trasladarlos a otras, por mar o por tierra. Los violadores de estas normas serán juzgados y condenados en calidad de colaboradores de los rebeldes.

3. Se ordena a los propietarios de cabezas de ganado que las conduzcan a las ciudades o sus alrededores, donde pueden recibir la protección adecuada.
El plan de Weyler, al alejar a los campesinos de sus tierras, resultó en la pérdida de las cosechas, provocando una hambruna generalizada, que unida a las enfermedades provocadas por las pésimas condiciones de salubridad en los campos, terminaron diezmando a la población. La situación se complicaba a medida que avanzaba la guerra. Los sufrimientos y calamidades aumentaban por la irregular forma de vida en barracones, almacenes o refugios abandonados, durmiendo en patios o a la intemperie, en condiciones higiénicas deplorables, y sin acceso suficiente a alimentos.

Es difícil determinar con certeza la cantidad de personas reagrupadas como consecuencia de las órdenes dictadas por Weyler. Se estima que para diciembre de 1896 unos cuatrocientos mil cubanos no combatientes se catalogaban como reconcentrados en lugares escogidos o no con ese objetivo. Más difícil aún es establecer las cifras exactas de fallecidos, pero se estima que entre 750.000 y 1.000.000 de cubanos murieron en los campos de concentración creados por Valeriano Weyler, aunque algunas fuentes más conservadoras establecen la cifra en algo más de 300.000. Aún antes de terminada la guerra cubana, los muertos caídos en el campo de batalla, por las enfermedades y la reconcentración decretada por Weyler, ascendían aproximadamente a la tercera parte de la población rural de Cuba.

La reconcentración acabó hacia marzo de 1898, en pro de la nueva política pacifista propiciada por el general Ramón Blanco y Erenas e impuesta por las circunstancias.

A continuación unas fotos sobrecogedoras como pruebas irrefutables del "Politicidio" de Weyler en la Cuba colonial:

Campesinos cubanos reconcentrados en barracones (1896-1897)
Dos cubanas reconcentradas Cuba -1896-1897)
Cuba 1896-1897
Niños campesinos cubanos reconcentrados en un orfanato (Cuba-1896-1897)
La Cruz Roja USA atendiendo a los reconcentrados (Cuba:1896-1897)
Montaña de osamentas en el cementerio de Colón La Habana (1896-1897)
como consecuencia de la reconcentración de Valeriano Weyler.

Nota estas fotos de archivos gracias a la cortesía del profesor Antonio De La Cova.


viernes, 20 de febrero de 2009

VAMOS A CUBA: LA MENTIRA QUE NOS REIVINDICA

El controversial libro
"VAMOS A CUBA"
Juan Cuellar
el autor de este artículo

La maestra de la Junta Escolar
Martha Pérez

El profesor de la FIU
Lisandro Pérez

El periodista
Alejandro Armengol
VAMOS A CUBA: LA MENTIRA QUE NOS REIVINDICA
por Juan Cuellar

El dia que la Junta Escolar de Miami-Dade voto a favor de la remoción del libro infantil Vamos a Cuba de las bibliotecas del sistema escolar, no tardó nada la ACLU para llevar el caso al tribunal.Ni un microsegundo se gastaron sus huestes en los medios de prensa para salir al unísono con los eslogan de siempre: !censura! !Prohibicion! !Intolerancia!...!Bla, bla, bla!

Tanto fue la algarrabía que hasta el columnista afroamericano del Miami Herald, Leonard Pitts se sumo al coro carnavalesco con tal fuerza en contra de los que objetaban dicho libro que cualquiera hubiera pensado que se encontraba enfrascado en una cruenta lucha contra el Ku Klux Klan.

Hasta algunos editores del Nuevo Herald, ataviados en "columnistas" no se hicieron esperar y en sus paginas y blogs del tugurio periodico descerrajaron sus insultos conoctados en "la Habana" de Castro en contra del exilio.

El Juez de Distrito, Alan Gold se sumo a la conga, entonando el estribillo de la !prohibicion! sobrepasandose de tal modo que la Corte de Apelación no tuvo otra alternativa que sacarlo de sus tambores tirándole de una oreja.
Veamos lo que dice la Corte de Apelación al respecto:

"La corte de Distrito ha caracterizado la remocion del libro Vamos a Cuba como prohición de libro....La retórica exagerada acerca del termino -prohibicion- no tiene lugar en este caso. Prohibibir un libro ocurre cuando el gobierno o sus oficiales les prohibe a los demas obtener un libro. Eso es lo que -prohibir- significa. Ver diccionario Webster el cual define -prohibición- como un acto legal que prohibe. El termino no es aplicable cuando una Junta Escolar, a travez de sus miembros, deciden sacar un libro de los estantes de sus bibliotecas. La Junta Escolar es quien tiene la última autoridad para decidir que libro compra y quita de los estantes de las escuelas de su distrito al menos que le sea expresamente prohibido.

Los que disienten no han podido explicar como la Junta al remover de los estantes de sus bibliotecas un libro, no es igualmente tan prohibitivo como decidir no colocarlos. La lógica que se obtiene con este punto de vista es que todos los que deciden no comprar un libro estan prohibiendose su obtencion....
"La opinión mayoritaria de la Corte de Apelación continúa su desacuerdo con el Juez Gold y dice lo siguiente: "incluso cuando todos estamos de acuerdo que el libro Vamos a Cuba contiene inexactitudes, la Corte de Distrito concluye que prohibir libros por inexactitudes percibidas es un concepto muy amplio. Hay dos fallas en dicha caracterización. Primero, las inexactitudes no son meras percepciones, sino un hecho indiscutible. Y en segundo lugar, el libro no fue prohibido,mas bien fue removido de los estantes de las bibliotecas. El libro puede obtenerse en las bibliotecas publicas y comprarse en varios sitios de la Internet".

Los halones de orejas de la Corte de Apelación al juez Gold contienen, implícitamente, un respaldo absoluto a la opinion de todos los que exigimos la remosion del libro Vamos a Cuba. No solo en el terreno de las inexactitudes contenidas en dicho libro, sino en el contenido inapropiado del mismo.

Cuando protestamos por la frase "La gente en Cuba comen, trabajan y van a la escuela como tu" contenida en el libro, no faltaron los expertos, sicologos, educadores, periodistas e ideologos en trastocar dicha falsedad. Todos al servicio de la ACLU. Aupados en su afan de desacreditar al exilio a cualquier costo, salieron a testificar a favor de de dicha falsedad. Uno de ellos fue el Sociologo y Antropologo de FIU Lisandro Perez, quien tambien es miembro del cuerpo de directores del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de la Florida, centro que se caracteriza por su posicion dialoguera con el régimen de la Habana y su animosidad para con el exilio cubano, a tal punto, que miembros de esa organizacion han sido encausados por el FBI por espionajes y otros acusados publicamente de ser agentes castristas, como el encausamiento de Manuel Alvarez y Elsa (Prieto) Alvarez y las acusaciones que pesan sobre la tambien sociologa y antropologa, Marifeli Perez Stable, quien ademas es miembro del cuerpo de editores y columnista del periodico Miami Herald, y el propio Lisandro Perez. La acusaciones fueron hechas públicamente por el Teniente Coronel de la Inteligencia Militar de los Estados Unidos, Chris Simmons en el programa A Mano Limpia (ver programa apretando aqui)

La Corte de Apelación refiriéndose a Lisandro Perez dice: "El Dr. Perez opina que la realidad del pueblo de Cuba no es un tema apropiado para los lectores del libro Vamos a Cuba. (Cita el testimonio de Lisandro) -El racionamiento de la comida, el adoctrinamiento en las escuelas, las limitaciones y las prohibiciones del espiritu emprendedor de los ciudadanos, el deterioro urbano, el control de los mercados por parte del gobierno, la pobre vestimenta, escases del transporte, playas solamente para turistas, exclamaciones religiosas frente al peloton de fusilamiento, la politizacion para ingresar en la universidad y demas han sido parte de la realidad en Cuba. ?Pero son estos topicos adecuados para los lectores del libro? ?Pueden esos temas presentarse en unLisandro Perezlibro que, debido a los lectores al cual esta dirigido, contiene solamente sesenta y cinco oraciones? ?Es lo apropiado para un libro de una serie que ensena a los ninos nociones elementales de la cultura nacional y la sociedad presente en Cuba, mostrarla como un infierno de miseria que es lo que los detractores del libro quisieran hacer-?

O sea, somos nosotros los que queremos distorsionar, no el libro.!Vaya oxymoron del senalado agente castrista!
La opinión de la Corte de Apelacion responde a Lisandro:
"En otros libros de la serie "Vamos a" los cuales estan dirigidos hacia el mismo grupo de edad, contienen informaciones similares a las que se afirma no son apropiadas para ese grupo. El libro Vamos a Cambodia le dice a sus audiencia: -no todos los jovenes pueden ir a la escuela. Ahi ha tenido una guerra que duro mas de 20 anos-. Muchas escuelas fueron destruidas., incluso proveyendo esta informacion, el libro de Cambodia tambien le dice a los ninos que los coamboyanos -viajan y van a la escuela como tu-. Similarmente, el libro Vamos a la India le informa a los ninos: -Muchos ninos son tan pobres que no pueden ir a la escuela. Sus familiares los necesitan en sus casas. Los ninos ayudan en los trabajos agricolas o salen a mendingar en las calles-, sin embargo, el libro tambien proclama que -los indios comen, duermen, juegan y van a la escuela como tu". Inexplicablemente, solamente en los libros Vamos a Inglaterra, Escocia, Wales y canada no contienes la formula de lenguage -como tu- .

La ACLU, con el apoyo de los mismos de siempre, trataron de formular el argumento de que la Junta removio el libro por presiones politicas, reclamando que el libro Vamos a Cuba al decir "como tu" era apolitico. Esa noción la compartio el Juez Alan Gold en su veredicto en contra de la remocion del libro a lo que la Corte Superior respondio:
"La corte de Distrito (lease al juez Alan Gold) concluyo que el termino -como tu- era apolitico y neutral en su contenido. la realidad, sin embargo, es que aparte de la politica, la representacion del -como tu- es inexacta. Todos los expertos en este caso estan de acuerdo que la gente en Cuba no viven como la gente en los Estados Unidos. Como un testigo (refieriendose a Lisandro Perez) de los oponentes afirmo: -no viven igual debido al racionamiento de la comida, el adoctrinamiento en las escuelas, las limitaciones y las prohibiciones del espiritu emprendedor de los ciudadanos, el deterioro urbano, el control de los mercados por parte del gobierno-.

!El caso Pico es el precedente de la Corte Suprema. No se pueden prohibir libros; es una violación de la primera enmienda! Todos decían en la radio, televisión revistas y periodicos.
La corte de Apelación respondio :
"Pico no tiene ningun valor como precedente en la aplicacion de la Primera Enmienda para estos temas"..."La Primera Enmienda no le prohibe a las Juntas escolares remover un libro porque contenga inexactitudes en efecto, aunque sean por comision u omision. No existe ningun derecho constitucional para tener libros que contengan declaraciones erroneas de hechos objetivos en los estantes de las bibliotecas escolares. Un hecho de gran significancia en decidir si la Junta Escolar, al remover el libro, estaba motivada por sus inexactitudes es que el libro indiscutiblemente si contiene inexactitudes. Es inexacto por lo que dice. Es inexacto por lo que no dice....".

Curiosamente, el último en hablar del caso Pico fue el editor de el Nuevo Herald y quinta columnista en el mismo periodico, Alejandro Armengol. Unos de los primeros en atacar, como es ya su costumbre, la decision de la Junta Escolar con un articulillo por aquellos tiempos titulado "Notas sobre la censura" y de los primeros en animar a la ACLU para llevar el caso hasta la Corte Suprema luego de su derrota en la Corte Superior. En su blog de marras, refiriendose a otro articulo publicado en el School Library Journal recientemente decia: "El artículo trae una buena noticia para quienes se oponen a que el libro sea censurado: ´´En 1982, en un fallo sin precedente, en el caso Junta de Educación) Island Trees vs. Pico, el Tribunal Supremo le negó a la Junta Escolar el derecho de remover libros de una biblioteca escolar si a dicha Junta le ''disgustaba el contenido de éstos".(lea ambos articulos apretando aqui). .....y aqui

?No sabe Armengol que la Corte de Apelacion, refiriendose al caso Pico dijo: " 157 veces la Corte (Suprema) en el caso Pico describio la accion de remover los libros de los estantes de la biliotecas escolares.Cada una de esas 157 veces llamo esa accion por lo que es -remover libros-. Nunca, ninguno de los jueces en el caso Pico han compartido la opinion de que la accion de la Junta de remover libros de los estantes de las bibliotecas es -prohibir-"Pero ahora lo que importar es animar a la ACLU a que lleve el caso a la Corte Suprema. El New York Times no se hizo esperar lanzando un editorial en contra de la decision de la Corte Superior del Distristo 11. Howard Simon, Director Ejecutivo del capitulo de la ACLU en la Florida prometio llevar el caso a la Corte Suprema. Ojala que asi sea. Apuesto a que no lo hara. Ellos saben que Pico no es precedente y Vamos a Cuba lo seria por largo. Ellos prefieren seguir intimidando a juntas escolares, gobiernos locales y entidades privadas en nombre de la Primera Enmienda.

Tanto gritaron "censura" que terminaron ellos como ridículos censuradores. Por eso estan tan calladitos.

Para el que quiera leer las declaraciones de la Corte de Apelacion del Distrito 11 en Atlanta apriete aqui. Recomiendo su lectura porque en esa decision se refleja al regimen de Cuba por lo que es y a sus apologistas por lo que son. Una nota curiosa, entre tantas es cuando la autora del folleto propagandista de "Vamos a Cuba" decia: "En las rocas hay cuevas" a lo que la Corte de Apelacion dijo que era alreves. ?Se imaginan tal disparate? Todas las omisiones y propaganda que contenia Vamos a Cuba fueron descrita con lujo de detalles en esta decision. Tratare de llevarsela a ustedes en diferentes ocasiones cuando venga al caso.

miércoles, 18 de febrero de 2009

SU MAJESTAD: ¿QUE LE TRAE POR MIAMI?

El Rey y el Testaferro
Foto Google Internet
Valeriano Weyler
Foto google Internet

Cubanos reconcentrados por Valeriano Weyler
murieron de hambre e inanición 225,000
de acuerdo al Dr. Antonio De La Cova
Foto del Archivo del Dr. De La Cova

Un jovencito reconcentrado Cuba-1896-1897
Archivo del Dr. De La Cova


Una montaña de esqueletos en el cementerio
de Colón -La Habana-Cuba -1896-1897
Archivo del Dr. De La Cova (esqueletos de los reconcentrados)

SU MAJESTAD: ¿QUE LE TRAE POR MIAMI?
Por Manuel Prieres
y Dr. José Sánchez Boudy


UN POCO DE HISTORIA su Majestad:
La llegada masiva de casi un millón de emigrantes españoles traídos por los gobiernos cubanos en prenda de solidaridad espiritual y mostrando la grandeza del alma cubana ante un enemigo -como España que la había tratado de destruir-, cubrió con un manto de caridad los horribles crímenes morales y penales que el gobierno español había cometido en Cuba durante su ocupación de la Isla.

Pero la conciencia histórica, la memoria histórica, no habían olvidado. Por respeto a nuestros padres españoles que habían visto cómo morían sus hermanos en las arenas africanas y en las maniguas cubanas inmolados sin piedad por la torpe política española del reinado imperial, los cubanos no restregaron en la faz de España en la forma en que debía haber sido, ni el asesinato de los Estudiantes, ni lo fusilamientos de los Expedicionarios del Virginius, ni los agarrotamientos de La Cabaña, ni los fusilamientos del Foso de Los Laureles, en fin, esa lista interminable de crueldad y sevicia que fue la nota predominante desde el asesinato de los aborígenes cubanos, de la reconcentración de Valeriano Weyler
(click su biografía)(225,000 civiles muertos) del Imperio Español.

Una montaña de esqueletos en el cementerio de Colón -La Habana-1896-1897
producto de la reconcentración de Valeriano Weyler (Cuba -225,000 civiles muertos por hambre y enfermedades.). Cortesía de los archivos del Dr. Antonio De La Cova.

Siempre hemos defendido la obra cultural de España contra la Leyenda Negra. En los cubanos, a los que España martirizó y fusiló, tuvo la obra colonizadora de España sus exégetas más favorables.

Y todo esto, a pesar de que España trató, como trata hoy sosteniendo al comunismo en Cuba, desde decapitar la nacionalidad cubana, lo que fue su ingente esfuerzo a través del siglo XIX, hasta perseguir a Varela, a Saco, a Martí, y a todos los que hicieron al pueblo cubano. Persiguiendo toda idea de cultura y libertad y sumiéndonos, a los cubanos, en el infierno moral de la esclavitud, del juego, de la vagancia. Enseñándonos las figuras de Capitanes Generales, como Vives y De Concha -quien fusiló a sesenta héroes en dos días- las más vivas entrañas del depotismo y del totalitarismo.

Ahora habla la Conciencia Histórica. Habla la Memoria Histórica. España que se alió a los más pérfidos intereses en contra de Cuba y trató de cortarle la yugular a la nacionalidad cubana entregándonos al dominio extranjero en el Tratado de París, (vencido por la grandeza del pueblo cubano más tarde), hoy día, de mano con el marxismo-castrista, quiere de nuevo tratar de dominarnos, y recurre sutilmente a la penetración económica que fue siempre bienvenida, cuando tenía otros fines cuando la República, pero no ahora.

Se nos envía, para esclavizarnos más, al Rey Español, el que brindó con uno de los dictadores más brutales que han conocido los siglos, por su salud en Oporto. La España que mandó a Cuba -para refozar al régimen castrista- a Adolfo Suárez, Zapatero y compañía. Y la España que mientras dice que el Rey representa la democracia, en una falacia canallesca, lo utiliza para agrilletar aún más al pueblo cubano.

De esto España tendrá que responder en una Cuba futura. De su conducta que se opone a lo que fue la divisa de todo español: el concepto del honor. De aquí en adelante las transgresiones morales y físicas de la España Colonial estarán en el dedo que señala hacia la historia del colonialismo español en Cuba. Porque como dicen los cubanos: "no hacerlo, sería traicionar al pueblo español y a los emigrantes españoles que son substancia viva de la Patria Cubana".

martes, 17 de febrero de 2009

SUGERENCIA DEL PROFESOR ANTONIO DE LA COVA A VIGILIA MAMBISA.

Profesor Antonio De La Cova
Foto su archivo personal
Miguel Saavedra
Vigilia Mambisa
Foto Villagranadillo
SUGERENCIA DEL PROFESOR
ANTONIO DE LA COVA
A VIGILIA MAMBISA

No olviden el Holocausto de la Reconcentración Española en Cubahttp://www.latinamericanstudies.org/reconcentrado.htm225,000 cubanos murieron durante 18 meses durante 1896-97 debido a la forzada reconcentración impuesta por el gobierno español en Cuba.Los españoles jamás han pedido disculpas al pueblo cubano por esta masacre. Creo que la protesta de Miami también debe exigir que el gobierno de España y los reyes públicamente pidan disculpas al pueblo cubano por esta masacre. El régimen castrista, a pesar de sus excelentesrelaciones con España, jamás a exigido una disculpa al gobierno español por el holocausto de la reconcentración.Buena suerte,
Tony de la Cova.

SE ADHIERE EL DOCUMENTALISTA AGUSTIN BLAZQUEZ AL LLAMADO DE VIGILIA MAMBISA

AGUSTIN BLAZQUEZ
DOCUMENTALISTA
Archivo
MIGUEL SAAVEDRA
VIGILIA MAMBISA
foto Villagranadillo

SE ADHIERE EL DOCUMENTALISTA
AGUSTIN BLAZQUEZ

Estaré con ustedes en espiritu. La actuacion de España y sus gobernantes en relación a la tirania castrista ha sido - y aun es - vergonzosa. No tienen perdon. Espero y deseo que en una Cuba libre pierdan todos sus propiedades, sus negocios sucios y que salgan expulsados a patadas de Cuba como merecen. España desde hace mucho tiempo ha dejado de ser la Madre Patria.

Saludos,
Agustin Blazquez

LLAMADO DE VIGILIA MAMBISA

Miguel Saavedra
Vigilia Mambisa
foto Villagranadillo
El Rey y el Testaferro
Foto Google Internet
El Rey y el Mesiánico
Foto Google Internet


CUBA PARA LOS CUBANOS.!
VIGILIA MAMBISA
Organización Pro Derechos Humanos
P.O. Box. 452921 Miaqmi Fl. 33245
E.Mail
vigiliamambisa@yahoo.com
TlF: (786)326-9986 / (305)858-7094

Al Carajo, los Reyes de España y su gobierno. Esclavizadores,Abusadores.!

Febrero 17, 2009

Nota de Prensa.
Con motivo de la presencia en la ciudad de Miami de los Reyes de España. VIGILIA MAMBISA estara presente, para rechazar categoricamente su visita y condenar la esclavitud y el HOLOCAUSTO que los gobernantes españoles de cualquier manera han apoyado por mas de 50 años a los asesinos Castristas en Cuba.
La demostración tendra lugar este jueves a las 11:00AM frente al Hotel Biltmore 1200 Anastasia Av. en Coral Gables. Una caravana de autos partira del parqueo del restaurante Versailles 36AV. SW 8 St. a las 10:00AM.

"De los gobiernos españoles nunca esperes nada bueno, siempre VENGANZA Y TRAICION".

"FUERA DE CUBA FILIBUSTEROS.!"
Miguel Saavedra Antonio Maceo

JUAN CUELLAR REGRESA

Juan Cuellar
Escritor e investigador
Foto Villagranadillo



JUAN CUELLAR REGRESA...

Estimados amigos y lectores:

Quiero disculparme por mi abrupta ausencia de este modesto blog. Las razones que me alejaron, continuan siendo las mismas, pero considero que cada esfuerzo que hagamos los cubanos de buena voluntad por nuestra patria sobyugada no debe reducirse por nada ni nadie. Hoy, regreso como de costumbre, ofreciendole la informacion inalterada y las opiniones, tanto ajenas como las propias. Tomo como tema reinicial un articulo que escribiera en respuesta al escritor Miguel Fernandez, colaborador de la revista Enepece que publica la incansable Nancy Perez Crespo con todo el sacrificio del mundo y que diera lugar, posteriormente, a un debate en el programa "Arrebatados" que dirige la admirable Maria Laria en el canal 41, sobre el libro "Vamos a Cuba" conteporaneo al caso. Luego publicare el que estoy terminando acerca del veredicto de la Corte Superior de Distrito 11 en Atlanta con relacion al caso.

Gracias por las miles de visitas durante mi ausencia.

Juan Cuellar

NATALIA "NATI" REVUELTA: UNA AMARGURA SIN LIMITES.

Natalia "Nati" Revuelta
y Fidel Castro
Foto tomada del libro de
memorias de Alina Fernández (Plaza &Janes)
Nati y Alina
Foto Google Internet

Nati Revuelta (hoy mismo-2009)
foto - Internet


NATALIA "NATI" REVUELTA:
UNA AMARGURA SIN LIMITES

Por Vicente Escobal

La entrevista concedida por Natalia 'Naty' Revuelta a Fernando Garcia, corresponsal extranjero acreditado en La Habana, deja un sabor agrio en la garganta y una inevitable sensacion de tristeza en el alma.
El rostro de esa anciana refleja -- mas alla de los efectos y defectos dejados por el tiempo -- una amargura sin limites. Ese rostro revela angustia y frustracion. En lo mas intimo de su ser Natalia Revuelta
(click Alina y Nati) sabe que fue utilizada por Castro, como lo han sido muchos otros cubanos. La utilizo como hembra y como complice. La prostituyo politica y sentimentalmente.
Alina no es fruto de un amor autentico. Natalia tampoco lo es.Al leer la entrevista queda definida la frustracion de esta anciana, quien se niega a romper con el pasado y permanece sumida en la mas desgarradora y lacerante marginacion. Castro cambio la vida de ella para siempre como lo hizo con el resto de la sociedad cubana.
Hay que leer la entrevista varias veces hasta comprender la magnitud de la desolacion que habita en esta infeliz mujer.Descanse en paz, Natalia Revuelta.

Vicente P. Escobal

lunes, 16 de febrero de 2009

MUJERES Y FIDEL CASTRO

FIDEL CASTRO
CRISTINA KICHNER
Foto Google Internet
MICHELLE BACHELET
FIDEL CASTRO
Foto Google Internet

NATY REVUELTA
Foto Google Internet


ENTREVISTA · NATY REVUELTARevolucionaria y madre de Alina, hija de Fidel Castro

"Fidel puso su proyecto muy por encima de su vida privada"La mujer que le dio una hija a Fidel defiende la revolución con firmeza: "Si algún día esto se vacía, yo seré quien apague el faro del castillo del Morro"Por Fernando García Corresponsal en La Habana 02/01/2009 Natalia Revuelta, Naty, nos concedió esta entrevista para, a sus 83 años, "aclarar las cosas" de forma que sus descendientes conozcan su historia y sus sentimientos más allá de la breve historia de amor que vivió con Fidel Castro y de la que nació su segunda hija, Alina Fernández. "He sido algo más que la amante de Fidel y la madre de su hija. No fui una loca aventurera". De origen burgués, de ascendencia cantábrica e inglesa, políglota y de esmerada educación, Naty defiende la revolución con igual firmeza que cuando se implicó en ella. "Si algún día esto se vacía, yo seré quien apague el faro del castillo del Morro".-

¿Cómo era su vida cuando decidió sumarse al movimiento revolucionario?-

Trabajaba en una empresa petrolera (Esso) y recibía un buen sueldo. Estaba casada con un cardiólogo muy prestigioso y teníamos una hija, Natalí. Yo ya había sido chibacista (seguidora de Eduardo Chibás), y entré en política por una cuestión de conciencia. Me hice ortodoxa porque ese partido (Ortodoxo) iba a combatir la corrupción y a luchar por la justicia social y la independencia económica. A raíz de la muerte (suicidio) de Chibás, caímos en un cisma. Batista tomó el poder en 1952. Pasaron cosas terribles. Fue un momento cruento y definitorio. Aquel 10 de marzo del golpe de Estado me vestí de negro para ir al trabajo. De camino a la oficina, decidí hacer algo por personas que estaban en peligro. Entre ellas tenía en mente estaba aquel joven a quien no conocía y que, cuando hablaba en la tribuna, agitaba los brazos hasta que se le bajaban las mangas del saco (la chaqueta): Fidel Castro. Mandé hacer unas llaves de mi casa para que estas personas pudieran disponer de ella y de lo que necesitaran, pues teníamos posibilidades. Hacia octubre, Fidel me mandó un recado con un estudiante universitario, Valls, para agradecérmelo y decirme que sabía que éramos buenos revolucionarios. En noviembre, en la conmemoración del fusilamiento de estudiantes de medicina de 1871, se hizo un acto en la universidad. Valls me presentó a Fidel.- He leído que cuando él le estrechó la mano usted se sintió "impresionada".- En realidad siempre estuve impresionada. Pero en el sentido de que Fidel era muy carismático y convincente. Uno sabía que lo que decía era algo que tenía clavado ahí dentro. Y era muy valiente. Pero entonces no existía algo diferenciado desde el punto de vista sentimental. - No lo había, aún…- Claro. Esa relación más cercana surgió cuando, a tres meses de aquella reunión en la Universidad, Valls me llamó y me dijo que Fidel quisiera visitarnos en nuestra casa. Recuerdo que comimos jamón asado con piña y que le gustó mucho y no se le olvidó ese plato. Meses después, preso él en la isla de los Pinos, yo iba a enviarle jamón con piña. Aquella noche fue emocionante. Él estaba perseguido y nos planteó que estaba acopiando recursos, armas, todo lo que fuera para el movimiento que estaba gestando. Le dije que podía disponer de nuestra casa, donde yo estaba siempre, para hacer reuniones. Con discreción, claro. Yo me volqué en aquello exclusivamente, aunque sin descuidar mi trabajo, que me aseguraba independencia económica y me permitía evolucionar intelectualmente. -

¿Se implicaba en las reuniones?- Por supuesto.. Y les atendía. No bebían; tenían instrucciones de no beber. -

¿Instrucciones de Fidel?-

¡Claro! Él era el que daba las instrucciones. Fidel iba allí a distribuir tareas. La mía era estar allí y procurar dinero. En aquel momento yo disponía de lo suficiente. Más tarde, en la época de la Sierra Maestra, también estuve recaudando.. - Me decía que fue en esas reuniones en su casa donde nació una relación más personal.- Lo que pasa es que el trato con una persona a la que ya admiras a priori, y encima en esas circunstancias tan especiales, tan peligrosas, te lleva a una relación más directa. Se crea una cercanía, una preocupación mutua…- Intimidad.- Exactamente, pero nunca nos organizamos para que él llegara más temprano ni nada de eso. Nada de tipo personal. -

¿Eso vino después?

Primero fue el asalto al Moncada, ¿no?

- Sí. Ellos hablaban delante de mí cualquier cosa. Habían estudiado militarmente varios cuarteles. La elección no fue al arbitrio. Optaron por el Moncada por su cercanía a la Sierra, a las montañas donde podían atrincherarse después del asalto.. El plan inicial era armarse, irse a las lomas y allí empezar la guerrilla. Como harían tras el desembarco del Granma. Antes del asalto, me explicó Fidel, iban a ocupar la estación de radio de Santiago para leer un manifiesto y otros documentos, pero para llenar los tiempos sin voz necesitaban un tipo de música especial, que movilizara pero que no fuera alegre, pues podía haber muertos de ambas partes. Me dediqué a buscar discos durante ese par de meses: Fidelio, la Heróica, la Sinfonía del Nuevo Mundo, Mi Patria. Fueron días muy intensos. Se manejaban asuntos de vida o muerte, yo lo sentía así. Pocos días antes de partir hacia Santiago para el asalto, Fidel me dio el texto del Manifiesto a la Nación que iban a leer. Era el aspecto político de las acciones del 26 de julio. Lo tenía que distribuir en La Habana. Tuve que hacerlo sola. Había que distribuir el documento entre políticos y periodistas fiables, sincronizadamente con la hora en que estarían ocurriendo los asaltos a los cuarteles de Santiago y el cercano Bayamo. El objetivo era que, ante un posible corte de comunicaciones, la gente supiera en La Habana lo que estaba sucediendo en el oriente del país; quiénes eran y qué pretendían. -

¿Cómo fue la despedida de Fidel antes de partir al Moncada?-

Nos despedimos con un sentido muy histórico, de momento crucial. Con optimismo aparente, aunque yo tenía un temor enorme. - Pero el día 26 se puso en marcha.- Sí. Me levanté de madrugada. Salí a la calle a las cinco y cuarto, hora de los asaltos, busqué un taxi y empecé con las visitas. Vi a Pelayo Cuervo, senador; a Raúl Chibás, hermano de Eduardo, a Cosme de la Torriente, presidente de la Asociación de Amigos de la República; a Sergio Carbó, director de Prensa Libre… Ya en casa de Carbó me dieron noticias terribles: sabían del asalto y había muchos muertos, sobre todo atacantes. Quedé desolada.. - Antes del asalto Fidel también le había pedido que, si le ocurría algo, ayudara a su esposa Mirta.- Sí. Me pidió que me ocupara de su mujer y su hijo Fidelito. Me veía como la buena persona que podía ayudarles. - Pero cuando le encarcelaron ustedes empezaron a cartearse y hubo un fatal cruce de cartas, ¿no?

¿Puede explicarlo?-

Era la correspondencia de una relación… Cómo definirla… De una amistad distante pero amorosa, diría. - Es decir que, como ya comentó, ¿hasta entonces ustedes no..?

- Exacto. De ninguna manera. Sabíamos que sentíamos una gran atracción mutua, pero nos respetábamos. Bueno, no sé él, pero yo nunca había violado mi compromiso matrimonial. Mientras, me di cuenta de que Mirta recelaba de las amigas y compañeras de Fidel en el Partido Ortodoxo, a las que yo consideraba compañeras.. Decidí callarme que Fidel y yo nos habíamos escrito, pero dije: "Mira, pronto debe de llegar una carta de Fidel porque acabo de enviar a la prisión una caja con libros, golosinas y cosas. Al cabo de una semana, Mirta me llamó y me dijo que había recibido una carta de Fidel que parecía dirigida a mí.. Al mismo tiempo, yo había recibido otra que al parecer era para ella, en un sobre algo raro que la entregué sin abrir. Ella, que sí había abierto la carta dirigida a mí, vino a mi oficina y ¡menudo lío me formó! Yo nada temía de esa carta que ella había recibido porque estaba limpia. No podía ser de otra forma. Aquel papel visitó muchas peluquerías de La Habana, pero nunca me lo dio; nunca la leí. - La disputa entre ustedes sería definitiva…- Nuestra relación se cortó. Fidel optó por una solución correcta y digna. En lugar de continuar la correspondencia, me dijo: "Cuando necesite pedirte algo, te escribiré en la posdata de las cartas a mi hermana, Lidia". Mientras, yo guardaba recortes de prensa y documentos sobre lo que ocurría en el país. Aquello iba a resultar útil cuando ellos se fueran a México para preparar el desembarco del Granma año y medio después.

- ¿Qué pasó cuando Fidel salió de prisión?-

Cuando se decretó la amnistía (mayo de 1955), él me pidió que no fuera a esperarle; me llamaría al llegar a La Habana. Lo hizo en seguida. Ese mismo día fui a verlo en casa de su hermana. Fue durante esos 53 días en que estuvo aquí, haciendo contactos, cuando sucedió lo inevitable. Lidia tenía dos apartamentos. Pero fue muy poco. Dos o tres o cuatro veces. Y alguna vez en algún hotel. Fue breve nuestra relación. - Fidel se había divorciado de Mirta.- Sí. Y entonces se supo que yo no había tenido que ver con su separación. En realidad, Fidel me quería porque, además de ser una mujer atractiva, me tenía por buena, valiente y solidaria. La familia volvió a tratarme, y Lidia me tomó un gran afecto porque descubrió que yo no había provocado el divorcio. En cuanto a Mirta, el problema fue que su hermano, miembro de la juventud batistiana y viceministro del Interior, le buscó un cargo sin trabajo, un cargo botella. Pero el ministro, que tenía un pique con el viceministro, sacó a la luz el asunto. Fidel se divorció. - Después salió, intimó con usted y marchó a México.

¿Cómo continuó su relación?-

Antes de partir a México, me dejó una misión: que le informara de todo lo que pasara en el campo político y revolucionario. Con informes, recortes, lo que fuera. Pronto me di cuenta de que estaba en estado. Tuve que hacer reposo durante unos pocos meses, pero continué enviando mis informes hasta que desembarcaron en tierra cubana. - Usted estaba casada.- No exactamente. Desde la relación con Fidel, separada. -

¿Se lo contó a su marido?-

No. No era necesario ni quería alterar su vida. Ya en aquel momento teníamos una relación distante aunque civilizada. Éramos muy diferentes y nuestro matrimonio estaba desgastado. Al quedar encinta la separación se hizo definitiva, aunque seguimos viviendo en la misma casa y llevábamos una vida social. No hubo aclaraciones. - ¿Y Fidel, cuándo lo supo?- Cuando la niña nació. -

¿Qué le llevó a ocultárselo hasta entonces?-

No quería que la información llegara a otras manos. Él me escribió algunas cartas desde México y después me estuvo escribiendo Raúl. Pero déjeme decirle… Aquello sucedió propiciado por las circunstancias, por la presión, porque él tenía que irse y yo estaba convencida de que vendría a morir, que lo iban a matar. Y permití que viniera esa criatura porque quería un hijo; un hijo al que podría educar como él hubiera querido. Después resultó ser una niña, una maravilla. Él era libre; tenía sus amoríos por allá. Pero yo no era mujer de amoríos, no tenía necesidad de eso. Yo era una mujer trabajadora que quería tener un hijo de aquel hombre a quien tanto admiraba y quise, y a quien creí que iban a matar. - Tras el desembarco llegaron noticias de que había muerto.- Sí, porque lo confundieron con Félix Elmuza (periodista expedicionario del Granma). Me llamó Conchita Fernández, la que había sido secretaria de Chibás, para darme la mala noticia. Le dije que no lo creía. Colgué el teléfono y me fui a regar el jardín como un zombi. Por entonces ya yo estaba vinculada a la Resistencia y al Frente Cívico de Mujeres Martianas. Un día Felipe Pazos, esposo de la jefa de mi cédula en Resistencia, me enseñó un trozo de papel con una palabra. Reconocía la letra de Fidel sin ninguna duda. El papel acababa de llegar de la sierra. Así me enteré. Pazos y su hijo fueron los que llevaron a Herbert Matthews (del NY Times) a entrevistarse con Fidel, entrevista que confirmó que estaba vivo y combatiendo. -

¿Cuándo volvió usted a tener noticias de él?-

Él me mandó, precisamente a través del hijo de Pazos, dos balas usadas de ametralladora. Sin más. Las tengo ahí. No volví a saber nada directamente hasta que volvió a La Habana con el triunfo de la Revolución, casi dos años después. - Entonces se encontraron en el Hilton, ya con la niña, que tenía casi tres años.

¿Cuál fue la actitud de Fidel hacia ella?- Dijo que era muy linda. Y ya. No había que decir más nada. Alguien me aseguró en aquella época que me había mandado a buscar. No traté de confirmar eso porque nunca creí que me hubiera mandado a buscar, dada mi situación de maternidad reciente y mi otra niña. Era absurdo. Si ni siquiera Melba pudo venir en el Granma, ¡cómo iba a ir yo! - Usted siguió viviendo con su marido hasta…- Hasta que nos divorciamos en enero del 59. Su abogado, que también fue el mío, me reconoció la patria potestad de mis hijas, sin aceptar mi ofrecimiento de compartirla. Yo me mudé porque él tenía la consulta en la casa. Pero convinimos que Natalí (10 años entonces), que adoraba a su padre, se quedara con él durante la semana y viniera a casa los fines de semana para estar con su hermanita Alina. Mi ex marido se fue a Estados Unidos en el 61. Natalí me planteó que, como su padre tendría que decidir si se quedaba en Estados Unidos (el Gobierno empezaba a tomar medidas para evitar la fuga de médicos), ella quería acompañarlo allí al menos un año. - Y ella no volvió.- Él tenía que habérmela devuelto justamente al surgir la operación Peter Pan (traslado masivo de más de 14..000 niños cubanos a Estados Unidos). Actuó egoístamente, pero de manera comprensible y sensata. No volví a ver a Natalie hasta 1982, allá. No nos escribimos mucho porque ella estudió, creció, se casó, tuvo un hijo y se divorció sin estar yo presente. Su hijo me ha dado dos biznietas que no conozco. - Usted se quedó con Alina.- Sí. Y continué trabajando. En 1960, la nacionalización de la Esso me dejó sin empleo. Estuve seis meses buscando otro porque no me llamaron al Instituto de Petróleo, donde tenían que haberme trasladado. Al final, una doctora amiga mía que dirigía el Hospital Nacional me llamó para que fuera su jefa de Compras. En el 64 me mandaron a Francia para un estudio de Química orgánica. Allí estuve casi dos a s, esperando poder ver a mi hija mayor. Nunca me la enviaron. Por entonces ya tenía 15 años. -

¿Quién la mandó a Francia?-

Fidel. Había ido a verme para pedirme unos fragmentos de unas cartas. También conversamos sobre mi trabajo entonces y qué me gustaría hacer. Yo me interesaba por el diseño textil. - O sea que sí volvió a verle una vez más.- Sí, cuando él quiso que le copiara unos fragmentos de cartas suyas. - Ya no había relación…

¿O había mala relación?

- Ni buena ni mala. - ¿Le guardaba rencor?- Nunca fui rencorosa. Dilucidé con él todas las dudas sobre nuestra relación. Pero yo no sentía el compromiso por ninguna parte. - Usted volvió de Francia porque quiso.- Por supuesto. Entonces me asignaron al Centro Nacional de Investigaciones Científicas, donde trabajé desde el 65 hasta el 73. Luego pasé a Comercio Exterior, hasta que me jubilé en 1980. Pero, cansada de tanta vida administrativa, me ofrecí para trabajar voluntaria en el Ministerio de Cultura. Estuve ahí hasta el 94. Mi hija menor se había ido (en huída) en diciembre de 1993, y entonces se planteó la posibilidad de que mi nieta se quedara conmigo. Pero yo tenía claro que los hijos tienen que estar con su madre, y no acepté aunque me quedara sola. En el 94 sucedió algo que me molestó. A partir del 73 me invitaban a la celebración del 26 de julio (conmemoración del asalto al Moncada). En el 93 me reconocieron como combatiente del Moncada y como tal fui a los actos. Y también al año siguiente, pero aquella vez una persona me dijo que esperase en la presidencia mientras los otros combatientes aparecían bajando la escalinata. Pregunté por qué. "Son las instrucciones, compañera", me respondió. Pero yo había ido allí para estar con mis compañeros y no precisamente para sentarme en la presidencia, así que rompí la invitación ante su mirada y no fui a la tribuna. Me quedé oyendo el acto, flemáticamente, por radio.- Entonces y en general,

¿se sintió abandonada?-

Sola. Me he sentido muy sola. Sobre todo por no tener familia. -

¿Dejada de lado?-

No sé que decirle, porque tengo tantos compañeros y amigos tan buenos y a quienes quiero tanto… Oficialmente, sí podría decir que se me apartó: nunca se me explicó lo del 26 de julio del 94 ni por qué no me llamaron a trabajar cuando nacionalizaron la Esso. -

¿Cómo es su relación con Raúl?-

Él y toda su familia siempre fueron muy afectuosos con mi hija, y eso no lo paso por alto, no lo olvidaré jamás; lo tengo en el corazón. Los visitaba, la invitaban a pasar unos días con ellos…

- ¿Y con usted?-

Cuando, dos veces, nos encontramos, hubo aprecio y alegría de volver a vernos. - Su hija le dio un disgusto y supongo que la relación es difícil.- Yo quiero mucho a mi hija. ¡Si es lo más inteligente y lo más sensible que hay! Lo que pasa es que ella se fue muy joven y con resentimientos. Se sentía muy marginada. -

¿Y mantienen la comunicación?-

Por correo electrónico. Buenísima relación: según ha pasado el tiempo, ha ido creciendo y definiéndose. -

¿Qué opinión tiene de Fidel Castro, como hombre al que amó y como líder?-

Es difícil. Fidel comprometió su vida con un proyecto que siempre ha tenido muy claro. Nunca engañó a nadie. Me imagino que ha debido tomar decisiones que quizá dolieran mucho. Siempre ha sido directo en cuanto a lo que hubiera que hacer, sin importar Fulano, Mengano o Zutano. Pero no creo que en Fidel haya maldad o crueldad, de todo lo han acusado. Lo que sucede es que siempre puso su proyecto revolucionario muy por encima de su vida personal. - ¿Cree que la revolución ha merecido la pena?- Absolutamente. Mire qué camino han ido tomando los otros países de América Latina. - Pero este país está en dificultades.- Absolutamente también. -

¿Cree que la revolución aguanta y sigue adelante.- Absolutamente. Porque ahora ya no estamos solos. Y los cubanos somos muy resistentes. - ¿No se siente sacrificada por la Revolución?-

Sacrificada, puede que sí. Pero no víctima. Siempre he tenido fuerza para solucionar los problemas y, poco a poco, la relación con mis hijas y nietos. Mi vida es mucho más de lo que se ha contado, en pedacitos y siempre sobre lo mismo. Se ha tergiversado mucho.

¿Quién podría deducir de lo publicado hasta ahora que yo fuera una madre buena, una mujer de trabajo, una revolucionaria sincera.

- ¿No quiso vivir fuera?-

No podría. -

¿Ve una esperanza de entendimiento con Estados Unidos?-

Lo que ha dicho Raúl me parece correcto: hemos esperado cincuenta años y podemos esperar otros cincuenta. -

¿Qué cambiaría de su país?-

Se trata más bien de renovar. Por lo que a mi respecta, lo que necesito es que se acaben las trabas para que mi nieta (la hija de Alina, residente en Miami) pueda venir a verme. - Disculpe una pregunta tan íntima:

¿Sigue usted enamorada de Fidel?-

Como dije en otra ocasión, pasé muchos años para quitármelo del corazón y ponérmelo en la cabeza: lo veo como un ser de tremenda dimensión…… al que sigue admirando.… al que sigo respetando. Y así será hasta el final de mi vida
..

sábado, 14 de febrero de 2009

LA AHIJADA VISITANDO AL PADRINO EN SU RECUPERACION









LA AHIJADA VISITANDO
AL PADRINO EN SU
"RECUPERACION".

La ex MILITANTE del "Frente Patriotico "Manuel Rodriguez",
Michelle Bachelet, visitando a Fidel Castro -el mecenas histórico-
quien fundó dicho Frente Comunista y Terrorista en La Habana Cuba.
Foto AP.

Para ustedes la historia de cómo se fundó en Cuba El "Frente
Patriótico "Manuel Rodriguez":
Tomado de Gogle Internet
01- LOS AÑOS VERDE OLIVO (Blog)

La "Solidaridad" Cubana
La larga trama de la historia que daría nacimiento al Frente Patriótico Manuel Rodriguez comenzó en Cuba, solo un par de años después del golpe militar de 1973. Para ese entonces gran parte de los militantes comunistas y socialistas que habían escapado de la represión desatada en Chile, desalentados y masticando la amargura de la derrota, habían recalado en la isla caribeña en busca del amparo del gobierno de Fidel Castro.
Desde que habían llegado en sucesivas oleadas, los chilenos habían percibido dos facetas de la solidaridad cubana. La primera era una genuina intención por acogerlos. Pese a la mala situación económica del país, los chilenos recibieron departamentos y trabajos, postergando incluso a los cubanos. Pero al mismo tiempo también existía -y con el tiempo adquiriría mayor intensidad- una reprimenda a su fracaso. Esto último se traducía en enrostrarles su falta de habilidad, y lo que es peor, de valentía para hacer su revolución.
"Les faltó un Fidel y les faltaron cojones", es una frase que muchos chilenos escucharon. En momentos de ira, a los chilenos los trataban con uno de los más fuertes epítetos en Cuba: "Comemierda".
Primero en voz baja, luego sin tapujos, las autoridades locales consideraban a la izquierda chilena, y especialmente a los comunistas, responsable de su derrota. No habían sabido "defender sus conquistas", era el dictamen. Los chilenos sufrieron el desprecio de una elite gobernante que, para muchos, es sobre todo "machista-leninista" y cuyo mayor orgullo es haber llegado al poder por las armas y ser una espina en la garganta de la mayor potencia militar del mundo.
Fieles a la máxima de Ernest Hemingway -para quien "ser cobarde es la peor desgracia que le puede ocurrir a un ser humano"- los dirigentes de La Habana decían que no podían comprender que el golpe militar encontrara escasa resistencia, ni que los líderes de la UP huyeran sin "disparar un chícharo", como dicen los cubanos. El propio Fidel Castro había comentado a sus cercanos que la de los chilenos no fue una "derrota productiva", ya que, salvo Allende, ni siquiera dejó mártires, como su fracasado asalto al Cuartel Moncada, en 1953. Por "derrota productiva" se entendía al menos un legado de héroes caídos en combate para servir de ejemplos de lucha a los sobrevivientes. Esa visión crítica de la dirigencia de la UP -sobre todo de aquellos que alardearon que iban a incendiar el país y luego huyeron sin resistir- caló hondo, especialmente en las nuevas generaciones.
"La visión de los cubanos del fracaso chileno era terrible y por ello se los humillaba constantemente", dice el ex agente de inteligencia cubano, Jorge Masetti. "El razonamiento en Cuba era que los chilenos eran unos pendejos, lo que en Cuba quiere decir cobardes. Se decía que no habían defendido a Allende, que eso en Cuba no habría pasado". Incluso, los comentarios llegaban a la gente común. En más de una ocasión, cuando iba un chileno a una casa, no faltaba quien le dijera: "¿Y por qué no te quedaste a pelear?".
Contribuyó a exacerbar este clima de recriminaciones el que, en los primeros días, todos los chilenos fueron alojados en los más elegantes hoteles de la isla. En el hotel Presidente de La Habana, el ambiente inicial era tan depresivo que durante una reunión del comité de la Unidad Popular realizado en sus salones y después de haber escuchado largo rato los debates, uno de los chilenos miró el desorden en que estaban las instalaciones y dijo: "¿Y esta huevá querían hacer en Chile?".
La culpa que sentían los chilenos bajo el sol del caribe se repetía también en Moscú y en Berlín Oriental, urbes donde se habían instalado las máximas cúpulas del PC y el PS, respectivamente. En esas naciones, sus anfitriones les recalcarían continuamente que ellos sí habían sabido aplicar la máxima de Lenin: "La revolución no sólo hay que conquistarla, sino que hay que saber defenderla". Las cúpulas máximas de la izquierda chilena tomarían nota de esa discusión. Y es imposible entender lo que posteriormente sería el viraje del PC hacia la vía armada sin tener en cuenta esta fuerte presión politico-sicológica.
La Oferta de Castro
Un caluroso día de junio de 1974 aterrizó en La Habana el máximo dirigente del PC chileno en el exilio, Volodia Teitelboim, quien residía en Moscú y lideraba el partido en reemplazo del secretario general, Luis Corvalán, detenido en la isla Dawson. En el aeropuerto José Martí, Teitelboim fue recibido por los dirigentes chilenos del PC en Cuba, Rodrigo Rojas, Orel Viciani y Julieta Campusano.
La principal actividad de Teitelboim fue una cita en el Palacio de la Revolución, donde acudió con Rodrigo Rojas para entrevistarse con Fidel Castro. El gobernante los recibió en su despacho con su hermano Raúl, segundo hombre del régimen; el jefe de la inteligencia cubana y máximo implicado en exportar de la revolución, Manuel "Barbarroja" Piñeiro y el viceprimer ministro Carlos Rafael Rodríguez. Excepto Raúl, todos habían estado en Chile durante la UP.
Como siempre, Castro monopolizó la palabra. A sus 48 años, seguía siendo el icono revolucionario latinoamericano. Sus interlocutores chilenos, en cambio, estaban marcados por una derrota que el mundo socialista les enrostraba día a día. "El gran error del gobierno de Allende fue no contar con una fuerza militar que lo defendiera", sentenció Castro.
Acto seguido, frente a sus perplejos interlocutores, Castro lanzó su propuesta para revertir la derrota; iniciar en las Fuerzas Armadas Revolucionarias Cubanas (FAR) un ambicioso proceso de formación de jóvenes comunistas chilenos, los que serían admitidos en escuelas de elite para graduarse como oficiales de carrera.
"Estos muchachos se formarán para que no vuelva a ocurrir la derrota de 1973", argumentó Castro y aseguró que los nuevos militares serían "para defender al futuro gobierno democrático... no para tomar el poder por asalto".
La última salvedad que el comandante puso sobre la mesa fue la siguiente: "Serán militantes suyos, pero yo seré dueño de darle la formación militar que estime conveniente". Las FAR contaban con cientos de asesores soviéticos, altamente calificados. "Todos nuestros oficiales piensan en ruso", acotó orgulloso Raúl Castro.
Teitelboim y Rojas aceptaron y agradecieron la inesperada oferta. Concluido el encuentro, Castro se despidió afectuosamente de los chilenos. Antes de abandonar la sala, el comandante señaló: "Este acuerdo lo voy a guardar yo en mi caja fuerte, porque es el acta de nacimiento de un nuevo ejército democrático para Chile".
Al matricular al contingente del PC en la escuela Camilo Cienfuegos, Fidel por primera vez abrió a un grupo extranjero las puertas de una escuela militar para oficiales de carrera. Se trataría ahora de una formación castrense en el sentido clásico, profesional, y no de simples insurgentes. Hasta ese momento La Habana solo había instruido en sus escuelas de guerrilla a los militantes chilenos del MIR.
"Fue un gesto absolutamente inédito: ya no se trataba de especialistas en sabotajes ni atentados, sino de la tentativa más audaz de crear un ejército paralelo en otro país", señala un ex dirigente del PC, actualmente retirado del partido.
"Los alemanes orientales, por ejemplo, dieron todo tipo de ayuda a la izquierda chilena, pero jamás permitieron que un chileno vistiera su uniforme militar", explica otro ex comunista formado en la isla. Según un alto dirigente del PC a quien Rodrigo Rojas le relató detalles del encuentro ese mismo día, negarse al ofrecimiento de Castro era "impresentable".
Si bien representaba un enorme giro en la tradición del partido, Teitelboim y Rojas aceptaron la oferta sin mayores reflexiones ni debates y la mantuvieron en estricto secreto por largo tiempo, sin informar, incluso, a la dirigencia al interior de Chile, encabezada por el ex sindicalista Víctor Díaz.
Inmediatamente instalaciones cubanas de entrenamiento militar del más alto nivel fueron puestas a disposición de los jóvenes comunistas chilenos. Bases como Punto Cero, Pinar del Río, o las Escuelas Militares Camilo Cienfuegos y José Antonio Maceo serian el punto de partida para los hombres que posteriormente formarían las filas del FPMR.
El Test De Los Cojones
Al subir a los buses verde olivo que los llevarían a la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, en 1975, los estudiantes comunistas chilenos iban cantando a coro. En el campus de Girón de la Universidad de La Habana, toda la facultad de Medicina fue testigo de la escena. La dirigencia cubana así lo había dispuesto. En la simbología castrista, era una señal de que comenzaba el largo camino en que la izquierda chilena expiaría sus culpas. A gran parte de ese grupo la historia le depararía un camino inédito. Ellos serian los primeros chilenos en formar parte del "Ejercito de Fidel".
La gran mayoría de esos jóvenes habían llegado a Cuba un año y medio antes del golpe, gracias a una invitación hecha por Fidel Castro durante su maratónica visita a Chile, entre noviembre y diciembre de 1971. En esa visita Castro ofreció 100 cupos para que jóvenes militantes de la UP, rigurosamente seleccionados, estudiaran gratis la carrera en la Universidad de La Habana. Un segundo grupo conformado por otro centenar llegó a Cuba en marzo de 1973. Casi todos eran humildes jóvenes comunistas y socialistas, aunque también había algunos miembros de la juventud del Mapu Obrero Campesino. Para todos ellos no había sido fácil la integración a la Cuba socialista y muchos la recuerdan como una época dura, salpicada por las disputas internas por el proceso político chileno y por el duro estudio, que hizo a más de la mitad desertar en los primeros años. Además, luego del golpe militar para muchos la alternativa de regresar a Chile se había desvanecido por completo.
Solo meses antes, los estudiantes de medicina habían sido citados a las oficinas del Comité Chile Antifascista de La Habana, en el barrio de El Vedado. Según relata un ex miembro del comité central del PC que residía en la isla, allí los esperaban el dirigente y ex diputado Orel Viciani, quien a cada uno le hizo una invitación formal: dejar sus estudios para transformarse en cadetes militares. "Nos dijeron que en ese momento, los fusiles eran más importantes que los libros para derrotar a la dictadura", relata uno de los reclutados. La gran mayoría aceptó la oferta. Habían vivido el naufragio de la UP, muchos tenían familiares desaparecidos y querían imitar a los exitosos revolucionarios cubanos.
"Había una suerte de gran remordimiento, se hablaban cosas terribles de la represión en Chile. En ese contexto moral, era muy difícil decir que no", relata el mismo testigo.
Sólo en contados casos la respuesta fue negativa. El estudiante Pedro Marín argumentó que quería aportar a la lucha, pero como médico. Se ganó el repudio de sus compañeros. Años después, Marín se "reivindicaría" combatiendo en Nicaragua e ingresando a Chile para integrarse a la red del FPMR encargada de darle asistencia médica a los combatientes.
El escritor Roberto Ampuero, quien hoy reside en Miami, también recibió la invitación para unirse a este destacamento, pero la desechó. Años mas tarde, en uno de sus escritos, justificó sus razones; "En 1975, en una tarde asfixiante y húmeda de La Habana, los dirigentes del Partido Comunista me citaron a una mansión de El Vedado para reclutarme como cadete para las escuelas militares de las FAR. Seríamos, supuestamente, los oficiales del ejército popular de un futuro Chile socialista. En ese momento, dos años después del golpe, el partido apostaba por la "crítica de las armas", la misma que había desechado sabiamente en el pasado. Guiado por un fogonazo de racionalidad, que se alimentaba de la convicción de que en Chile no bastarían unas columnas de rebeldes barbudos para derrotar al ejército chileno, rompí desilusionado con la tienda política. Quizás a eso le deba que aún esté entre los vivos. Muchos compatriotas jóvenes, militantes de partidos de izquierda, ingresaron entonces voluntariamente a las FAR cubanas, se hicieron oficiales y combatieron en guerras de Centroamérica y Africa. Suponían tal vez que esa experiencia en los trópicos les serviría más tarde para tomar el poder en Chile. Algunos cayeron en tierras lejanas, otros decidieron olvidar para siempre ese pasado y hay quienes realizaron acciones armadas y terroristas en el país. Todos ellos son piezas de un sorprendente y vasto plan, fraguado por políticos, que fracasó, significó frustraciones y también sangre, y del cual la mayoría de los chilenos nada sabe".
Entre los jóvenes que si habían adherido a la propuesta cubana estaba un activo militante comunista que había sido expulsado de Chile en 1974. Su nombre era
Galvarino Apablaza Guerra -posteriormente conocido como el "comandante Salvador"- un joven de 25 años, al que la historia le depararía un papel protagónico en la insurrección armada chilena, pues llegaría a ser el máximo dirigente y cerebro político del FPMR.
En ese contexto, como Ministro de Defensa y segundo hombre del régimen cubano, Raúl Castro seria el responsable de la formación de los oficiales chilenos, a los cuales se sumaría su yerno, el chileno
Juan Gutiérrez Fischmann, "El Chele".
La mayoría de los chilenos entraron a la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, la más prestigiosa de Cuba, a un curso de un año destinado a perfeccionar a oficiales jóvenes para mandos superiores.
"Los chilenos compartían las aulas y los dormitorios con nosotros y estaban distribuidos sobre todo en artillería terrestre y antiaérea", relata el ex capitán cubano Lázaro Betancourt, quién ingresó a la Camilo Cienfuegos en 1978.
A fin de llenar todos los cupos disponibles en la isla, muy pronto el primer contingente de ex estudiantes de medicina se hizo pequeño, por lo que el PC chileno comenzó a mirar hacia su militancia en otros países. Gracias a esto, en 1976 la isla empezó a recibir a hijos de chilenos exiliados en Europa Oriental que también deseaban enrolarse. Como el programa era secreto, estos jóvenes simplemente "desaparecían" de sus ciudades de residencia alemanas o soviéticas. Muchas veces ni sus padres sabían que estaban en Cuba.
Un ejemplo que marcó la senda de esta nueva oleada fue
Raúl Pellegrín Friedmann, -conocido como el "comandante José Miguel"- quien en 1975 se trasladó con su familia desde Frankfurt para alistarse en la Camilo Cienfuegos.
Raúl Pellegrin, durante su exilio en Alemania Oriental.

Escuela en Alemania comunista (RDA) donde
fueron a capacitarse los guerrilleros-
terroristas del "Frente Patriotico Manuel
Rodriguez"
Foto google Internet
A medida que transcurrió el tiempo, el destacamento chileno del PC se fue pareciendo cada vez más a un pequeño ejército a medida que Castro amplió su oferta, incorporando más centros de instrucción al proyecto. Un ex oficial chileno del ejército cubano, estima que en 1982 se habían formado en la isla por lo menos 200 compatriotas como oficiales, distribuidos en especialidades que iban desde blindados hasta pilotos de helicóptero.
Según un ex exiliado que estuvo en Cuba en esos años y que conoció a varios reclutas, la temida Dirección General de Inteligencia cubana (DGI) también enroló a algunos chilenos, mediante un programa especial de ese organismo para captar a cadetes de la Escuela Camilo Cienfuegos como agentes, sin que se enteraran sus compañeros. Incluso, diez chilenos pasaron por la Escuela Naval cubana Granma.
"Contábamos con todas las especialidades. Si el FPMR no llegó a tener pilotos de aviones de combate fue porque los pilotos cubanos se formaban en la Unión Soviética", se jacta un ex frentista que en 1991 fue gravemente herido en una acción en Santiago, donde fue el único sobreviviente.
Una vez graduados, los oficiales chilenos se integraron sin distingos a la oficialidad isleña: vestían de verde olivo, cumplían turnos guardias y estaban bajo oficiales superiores cubanos. Casi todos pertenecían al PC. La excepción era un puñado de socialistas, "no más de diez", asegura un protagonista de esos días. Con el correr de los años, decenas de otros chilenos pasarían por las aulas militares cubanas.
La escuela José Antonio Maceo -ubicada en Santiago de Cuba- recibió en 1982 al primer contingente de chilenos llegado íntegramente del interior de Chile. Habían salido clandestinamente del país para entrenarse en la isla. Estos jóvenes pasarían mas tarde a ser los mandos medios del Frente, ya que los comandantes se habían formado en el Ejército.
Campos de instrucción cubanos
Como ese mismo año el centro trasladó sus instalaciones a un complejo militar en la Isla de la Juventud -frente a las costas del sur de Cuba- los miembros de esa generación fueron bautizados como "los jóvenes". Mientras los "camilitos" tenían una formación militar estándar que completaron con cursos posteriores, los "jóvenes" accedieron a una formación completa de oficiales, partiendo como cadetes y egresando de alférez. Teórica y técnicamente estaban mejor preparados.